lunes, septiembre 04, 2006

Distances et absence



Cada noche mis falanges paren circunferencias
y apenas son baúles repletos de viruta
estériles de roces...
vestigios atmosféricos...

No me dejes sin ti...

Le tengo miedo a las horas brunas
y los monstruos conspiran lágrimas
por debajo de mi catre...
ascienden a mi ánfora de alas
mascullen su rosario de blasfemias
y me atavían de ausencias (tus ausencias)
¡se me ríen!
mientras rasguñan mi halo de besos
mientras fragmento tu miga de relojes
mientras descubro que las alevillas
han sido úlceras hambrientas.

No te marches temprano. Quédate.

Tú, mi alabarda de ocasos
¡ven mutila los monstruos!
y nutre pronto las grietas
las manos
las noches
la boca
los días...
y no me dejes nunca...
demasiado suplicio
esta ínsula de insomnios,
esta distancia, este dolor.

Cada noche mis falanges paren circunferencias...
Y nosotros... prismáticos hálitos...
asfixiándonos de imágenes.

1 comentario:

Hiedra dijo...

Un trabajo que carga una mezcla de sensualidad y tristeza. Usas bien las imágenes Dina, eso me encanta.
Besos y felicitaciones.
Hiedra