lunes, noviembre 12, 2007

Póstumo I


La noche se disuelve
en mi faringe de espantapájaros
000
he vivido masturbándome los dedos
y lamiendo lluvias taxidérmicas
necesito reventar(me)
las esfinges cronometradas
ooo
ya los hijos masticaron
su retrato de cigotos
los neblínicos me llamandes
de el útero de Eva
ooo
he de partir...
con las canas tinturadas
ayer cuando abrí el grifo
de mi cruce de trenes
y me desnudé de vértebras
ooo
Los espejos aguardan mi reflejo.






1 comentario:

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Hola Dinita.

Te llaman las sirenas del alba, como a mí... como a todos los enfermos de las letras.

¿Escribes luego existes?

¿Cómo se parecen nuestras desconocidas geometrías?

Bellos tus poemas como siempre.

Bendiciones y saludos cordiales

Carlos Julio