miércoles, septiembre 17, 2008

Hastío

Imagen: Doris Arellano
Mi boca no es el basurero ambulante parido en las esquinas, abrazando el poste que alumbra tu casa. Mejor pensar que las mariposas son una dispepsia abandonada en los intestinos. Mejor seguir de cenicienta embarullada de hollín y escobas, que pretender vivir en una calabaza colonizando sueños en tus injertos.

5 comentarios:

L. S. MÁRQUEZ dijo...

BELO,BELO, BELO, BELO, BELO, BELO... COMO VOS!!!

Omar dijo...

Bueno, Dina... supongo que ya has tocado fondo; lo que sigue es subir, ¿no? Buen texto, como siempre.

Saludo.

Omar dijo...

Bueno, Dina... supongo que ya has tocado fondo; lo que sigue es subir, ¿no? Buen texto, como siempre.

Saludo.

José Ángel dijo...

Me encantó ese comienzo!

Manifiestos que en un párrafo, se quitan los velos.

El final, decisivo!

Un besote! Cuidate! Nos vemos bambina!

Pietro G.T dijo...

Opino casi igual.

Está bien la cosa, diciendo lo que se siente.

Ahora, al igual que Omar, también digo que toca subir.