domingo, febrero 08, 2009

Puerta de embarque N⁰ 7

Fading away, Maggie Taylor



Extraño que estallen
los relojes en mis manos.
Cuando el invierno
era un parque infantil:
cigoto y lúdico.
Lo extraño a él,
que tiene el nombre de todos.
Como los aeropuertos
repletos de maletines parlantes
y columnas escurridizas.

2 comentarios:

Santiago Grauss dijo...

Realmente hermoso,tierno. ¿Será la vuelta a una faena menos densa, sin tanta oscuridad?

Saludos...!!!

Antonio Vidas dijo...

Extraño y desolado aeropuerto con sus " maletas parlantes";ése cofre errante de voces que proclamó Dàvila Andrade,algo "ligero de equipaje" como Machado.Es,¿viaje forzado?,o,¿nueva visión de las ideologias poèticas hacia una nueva creación?.Un saludo enorme en tu aventura nueva.