viernes, abril 22, 2011

punto ciego

Fotografía: "Lúdica", Dina Bellrham










la ranura del llanto
es la mitad
del ojo de un niño
metido en el espejo


el llanto
es una prolongación de hastío*****************de multitudes.


por eso, el hombre
sólo llora dentro
de las reiteraciones íntimas*******************del ojo


el niño, también
es una prolongación de hastío
una subversión*********************************de multitudes

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Creo que lo que más nos hace llorar en esta vida, seamos niños o adultos, es el hastío y abandono del verdadero amor.

Saludos :)