martes, febrero 05, 2008

Feromónimos


Amantes, Mónica Ozámiz Fortis

A los gatos les basta la lengua.




Ni elquirófano en la cartera
ni los pseudofilósofos
amamantando hipérboles
tan absurdos como una corbata
que adorna y no necrosa
un edificio viejo
carente de falos
la ventana rota sin ladrones
los muslos como aviones de guerra
tus ojos de sur
pestañeando en mi boca
-ejercicio mecánico:
esperar que lluevas-
nosotros cortinas,
archipiélago de sótanos,
escalera sin-retorno
jjjj

enamorarse le viene bien a las rodillas
que tiemblan como campanas de iglesia.

7 comentarios:

Carlos Julio dijo...

Hay un grito desesperado en tus poemas que aún no te creo si te gusta en verdad o si careces de algo que te llene...

Saludos cordiales

Carlos Julio

Anónimo dijo...

"ENAMORARSE LE VIENE BIEN A LAS RODILLAS (PORQUE)TIEMBLAN COMO CAMPANAS DE IGLESIA".
SOLO A LAS RODILLAS EL AMOR, SOLO A ELLAS, POR QUE SI LOS SENTIMIENTOS SE DERRAMAN EN EL ALMA, EN LA SUBJETIVIDAD, EL CORAZÓN SUCUMBE EN ESE ABISMO LLAMADO AMOR Y AUNQUE SEA HERMOSO-DOLOROSO, SIEMPRE SERÁ ABSURDO, PORQUE VA ROMPIENDO LAS FIBRAS DEL CUERPO, ES COMO UN EJERCICIO MECANICO, DE AMAR, SIN SABER POR QUE, NI PARA QUE, TODO ESTO TOMANDO TUS PROPIAS PALABRAS MI QUERIDA DINA, PERO DESPUES DE UN AMOR DEVASTADOR, SIMPRE ENCONTRARAS ESA ESCALERA DE RETORNOS, SIEMPRE, Y TODO SEGUIRÁ SIENDO CIRCULAR, SIEMPRE.

Andrés Emilio dijo...

Siempre me gustaron las campanas de iglesia.

Pero bueno, no a todos les basta con la lengua. Yo por mi lado seguiré dando vuelta sobre los aviones de guerra.

Besos como balas.

Jorge Ampuero dijo...

Dinita:
Con estos FEROMONIMOS veo que tu poética va evolucionando más hacia ti misma. Tu búsqueda va llevando tu lengua a lamer las raíces de esta flor tan extraña que es la poesía y a riesgo de morir para renacer otra vez en el intento. Sigue adelante, Bella Colega.
Me gustaron estos versos:
"enamorarse le viene bien a las rodillas que tiemblan como campanas de iglesia".

Besos...

]MeGalOmAnIaCk[ dijo...

De quien es el cuadro corazon?.. Saludos...

Mack Chogon dijo...

Sólo a los gatos viejos que pasaron su juventud aniquilando labios y succionando aullidos con sus espinosos falos.
Aún peor las gatas.

Anónimo dijo...

vaya